Noticias

Opinión: Gestión y ahorro energético en la industria gráfica

Por: Comunicaciones en Noticias Publicado: 12.04.2019
Opinión: Gestión y ahorro energético en la industria gráfica

Desde que comenzamos a desarrollar el APL2 con el Ministerio del Medioambiente, en casi todas las reuniones se ha tratado el tema de la implementación de medidas para la eficiencia energética. Esto en el esfuerzo por disminuir las emisiones de carbono a la atmósfera y promover el cuidado de los recursos naturales. El Ministerio de Energía nos ha tratado de orientar y Asimpres ha gestionado encuentros con distintos expertos, representantes de consultoras o empresas que se dedican a dichos temas.

Es así como las empresas gráficas han visto una oportunidad para mejorar su gestión y generar importantes ahorros en energía. Sin embargo, al poco andar nos damos cuenta que estos son temas complicados técnicamente, que requieren grandes inversiones, o bien que no existen fondos públicos para financiar proyectos de conversión.

Haciendo este camino es que algunas empresas han descubierto la opción que entrega la Ley 20.805 para migrar de la categoría de cliente regulado a la de cliente libre, lo que permite generar ahorros importantes, según el nivel de consumo de cada empresa.

Cliente libre

Al ser cliente libre podemos negociar un mejor precio de la energía directamente con las empresas generadoras. El requisito básico para optar al cambio es tener una capacidad instalada de al menos 500 kW (esta información se encuentra en las boletas). Según mi experiencia personal, recomiendo asesorarse por alguna de las consultoras que existen en el mercado y cuyos honorarios, por lo general, se descuentan del ahorro mensualmente generado (hay que cotizar con al menos dos). Estas consultoras nos representarán ante la empresa generadora y se preocuparán de todas las gestiones que se requieran mientras dure nuestra calidad de clientes libres.

Como consumidores no notaremos diferencias en el servicio entregado, salvo que se deberá pagar el consumo de energía directamente a la generadora y los cobros por peajes a las distribuidoras, sumatoria que será siendo menor a lo pagado como cliente regulado.

Proyecto fotovoltaico

Una opción muy interesante es la que ofrece la empresa Solarity, y que da solución a quienes desean bajar sus costos por concepto de energía y al mismo tiempo disminuir su huella de carbono, pero no tienen la capacidad económica para financiar la instalación de paneles fotovoltaicos u otro sistema de generación limpia de energía. Según tengo entendido (puedo estar equivocado) es la única en Chile que actualmente ofrece el servicio de instalación gratuita de paneles.

Dicha empresa realiza la evaluación de factibilidad, diseña un sistema solar a medida del cliente y posteriormente instala los equipos a su costo. Solarity realiza el monitoreo y mantenciones mientras dure el contrato. En resumen, esta compañía ofrece instalar paneles aprovechando los techos de las empresas y cobra por el gasto de energía realizado durante la jornada. Dicho costo es menor al de la energía eléctrica convencional y, además, tiene el importante valor agregado de provenir de una fuente no contaminante, siendo este un punto que se puede promocionar entre clientes y comunidad.

Mi experiencia personal en las implementaciones en materia de eficiencia energética que hemos desarrollado inspirados por los APL, es que llegado un punto donde tomadas las medidas básicas para ahorrar energía -como eliminar los consumos innecesarios, cambio de luminarias, adquisición de equipos más eficientes, etc.-, debemos buscar otras opciones para disminuir consumo y gastos, siendo las expuestas, alternativas que debieran estudiarse con detención y mirada de largo plazo.

 

Por Javier Oyarzún, asesor SSO y Medioambiente
Integrante Comité Coordinador APL N°2