Ex alumnos de la Escuela de la Industria Gráfica cuentan los beneficios de trabajar en el sector « Asimpres

Noticias

Ex alumnos de la Escuela de la Industria Gráfica cuentan los beneficios de trabajar en el sector

Por: Comunicaciones en Noticias Publicado: 18.04.2022
  • Ex alumnos de la Escuela de la Industria Gráfica cuentan los beneficios de trabajar en el sector
  • Ex alumnos de la Escuela de la Industria Gráfica cuentan los beneficios de trabajar en el sector
  • Ex alumnos de la Escuela de la Industria Gráfica cuentan los beneficios de trabajar en el sector
  • Ex alumnos de la Escuela de la Industria Gráfica cuentan los beneficios de trabajar en el sector

El sector demanda más personal técnico que se sume a los talleres para áreas gráficas como pre prensa, terminaciones, entre otros. Las aulas de Educagráfica son las encargadas de formar estas carreras en la modalidad dual, la cual permite que los estudiantes realicen sus prácticas profesionales directamente en las imprentas y al mismo tiempo, se encuentran con más posibilidades de incursionar en el mundo laboral.

Danilo López, técnico en impresión offset. Egresó en 1985: “Si te desarrollas y eres responsable, te genera buenos ingresos”

Con más de 30 años de experiencia en la industria gráfica, Danilo ha trabajado en importantes imprentas como AMF Packaging, Morgan Impresores, Ograma, Jordan, entre otras. Actualmente se desempeña como asesor técnico en Antalis dónde se encarga de la validación de productos antes de ser despachados a las empresas. “Gracias a mi experiencia tengo la posibilidad de sugerir procedimientos e instruir acerca de cómo se utilizan algunas herramientas, soy conocido en la industria y esto me ha dado un respaldo para desenvolverme bien en Antalis. Esta profesión técnica tiene muchas variables que controlar y debido a los desarrollos tecnológicos, te obliga a estar a la vanguardia.”, asegura.

“Mi principal motivación para trabajar en esta industria fue el manejo de maquinarias, las conocí en una imprenta a la que mi padre me llevó porque tenía amigos prensistas. Trabajar en la industria gráfica es una buena alternativa económica, si uno trabaja bien, se desarrolla como corresponde y es responsable, te genera buenos ingresos y te permite estar tranquilo económicamente, poder afirmarte y hacer vida familiar”, finaliza.

Romina Grandón, técnico nivel superior. Egresada en 2004: “La imprenta no va a morir jamás”

Se confiesa una enamorada de la industria gráfica y del proceso de impresión como tal. “Me gusta estar en taller, cuando entra el sustrato a máquina, cuando se imprime, mi función es estar pendiente del control de calidad, que los colores estén como corresponde, que la impresión esté nítida, entre muchas cosas más”, explica.

Al ingresar a la Escuela Nacional de Artes Gráficas, como se llamaba anteriormente, quedó cautivada. “Me gustaba porque era distinto. Fue desafiante, porque prácticamente era una escuela de hombres y sólo tenía 15 años. Al principio nos costó encontrar trabajo. Anteriormente a las mujeres las destinaban a pre prensa y terminación. Pero la industria cambió, ahora es más accesible, hay otros campos. El mundo de la gráfica se fue renovando y podemos optar a más cosas. Es un mundo lindo, hay que saber entenderlo, con este trabajo se puede vivir, a las personas que quieran incursionar en esta industria les digo que la imprenta no va a morir jamás”, finaliza.

Benn Jamal Sarrúa, Técnico Gráfico. Egresó en el año 2008: “Estudiar en la Escuela fue una buena decisión, he podido desarrollarme como profesional y persona”

“Ingresé a Casa de Moneda de Chile en el año 2007 para realizar la práctica dual y me quedé trabajando ahí. Cuando ingresé, las maquinarias eran antiguas y convencionales, no había tecnología digital. En 2013 se hizo una renovación de equipos y se compró maquinaria de última tecnología para la impresión de seguridad –billetes y documentos valorados–, por lo cual haber adquirido conocimiento en el proceso convencional me ayudó bastante para comprender el mundo digital”, explica.

Benn Jamal se desempeña como supervisor del área de pre prensa, explica que su motivación surgió por seguir los pasos de su tío que trabajaba en la industria. “Fue una buena decisión porque estoy en una buena empresa, donde me dieron las herramientas necesarias para superarme, capacitarme y lograr muchas cosas. Pude estudiar en Ingraf, obtuve mi título de técnico en gestiones de producción. Tengo futuro en la industria gráfica, quiero seguir progresando y aspiro a ejercer una jefatura más adelante”, explica.

Bastián San Juan, técnico gráfico en nivel medio. Egresó en el año 2011: “El campo laboral es muy amplio”

Trabaja como asistente técnico en CCL Chile, empresa especializada en etiquetas de vino, cerveza y termocontraíbles. “Me encargo de recibir y completar las solicitudes de ficha técnica, en ellas creo las recetas de producción y asigno la tecnología con la cual corresponde a cierto producto dependiendo de la productividad, complejidad, entre otras cosas”, explica.

“Siempre me ha gustado el tema de las tintas, cómo se imprime, el arte que hay detrás de esto, porque antes era más artesanal y era para personas con mayor capacitación, yo quería saber y ser como ellos, por eso quise entrar en este mundo”. Agrega que el campo laboral es muy amplio. “La especialidad es buena, hay factores que influyen en que el resultado funcione o que no, eso hay que investigarlo, hay que hacer trabajar la mente, tener hambre de conocimiento. A los estudiantes les recomiendo que sean humildes, metódicos, respetuosos, que investiguen y que muestren entusiasmo”, finaliza.