Noticias

Desmitificando el papel

Por: Comunicaciones en Noticias Publicado: 06.12.2018
Desmitificando el papel

En torno al papel existe una serie de ideas preconcebidas. A continuación, presentamos 6 “mitos” y la realidad que derriba estas ideas.

MITO 1:
La producción de papel daña el medio ambiente y es una causa de la deforestación.

La realidad es que el papel proviene de fuentes sostenibles y renovables, y su producción cuenta con estrictas certificaciones. Además el 90% de la deforestación es causada por prácticas no sustentables de agricultura y ganadería.

imagen

MITO 2:
La producción de papel es responsable de la tala de árboles.

La realidad es que el 55% de la madera a nivel mundial es usada para energía, el 25% para construcción y solo el 11% para la producción de pasta y papel.

imagen

MITO 3:
La producción de papel contamina el aire.

La pulpa, el papel y la impresión son responsables de solo el 1,1% de las emisiones de gases de efecto invernadero en el planeta. Y la industria ha reducido las emisiones de CO2 por tonelada de papel producida en un 42%.

imagen

MITO 4:
La producción de papel y de impresos gasta mucha energía.

Comparativamente, la energía que se usa para producir papel es menor a la utilizada en otras industrias. Por otra parte, las papeleras tienen estrictas normas legales para aplicar eficiencia energética y usar energía renovable.

imagen

imagen

MITO 5:
El papel es basura.

El papel puede reciclarse hasta 7 veces. En Chile, 70% del consumo del papel industrial es recuperado. Además, la producción de nuevo papel necesita 30% de fibras recicladas.

El papel es 100% biodegradable y en comparación con otros materiales, se degrada en menor tiempo.

imagen

imagen

MITO 6:
Los medios digitales no contaminan.

La realidad es que los medios digitales tienen una huella de carbono significativa. Por ejemplo, internet utiliza el 10% del consumo anual de energía eléctrica mundial.

imagen

imagen

El video a continuación, realizado por la empresa Antalis, sumariza algunas de estas ideas preconcebidas sobre el papel.